viernes, 24 de julio de 2009

DIGESTOR DE GRASAS Y ACEITES PARA LAS TRAMPAS DE GRASA Y POZOS SÉPTICOS.


A una trampa de grasa se le define como una unidad de tratamiento primario diseñada específicamente para retener grasas y aceites y a su vez evitar taponamientos y malos olores en las líneas de drenaje y fosas sépticas.
Las trampas de grasa necesitan mantenerse con bajas cantidades de grasa y los pozos sépticos con bajos niveles de lodos para lo cual se realizan limpiezas manuales (las cuales son molestas y repetitivas) y/o desazolves completos que representan acciones costosas para el usuario. En otros procedimientos se emplean productos químicos como cáusticos o solventes, éstos procedimientos pueden ser peligrosos para quienes los aplican, además de resultar perjudiciales para las mismas trampas, pozos y líneas de drenaje por ser altamente corrosivos.
La solución a estos problemas se sustenta mediante la aplicación de productos de origen natural desarrollados específicamente para aplicaciones en las trampas de grasa y pozos sépticos. Estos productos contienen microorganismos seleccionados específicamente por su habilidad para degradar diferentes compuestos orgánicos. Las aplicaciones regulares de estos productos mantienen las trampas de grasa con bajas concentraciones de grasas y los pozos sépticos con menos lodos debido a su constante degradación a la que son sometidas.
El producto M.E. RENOVAR, está formulado a base de microorganismos que utilizan como sustrato grasas y aceites. Son de metabolismo aerobio y anaerobio (facultativo) con lo que es posible controlar depósitos de materia orgánica y por lo tanto la emanación de malos olores ya que cuando se aplican a los sistemas se multiplican y establecen colonias masivas (bioaumentación).
Un programa de mantenimiento preventivo asegura un sistema integral, de flujo continuo y la consecuente reducción de horas hombre sin asociar ni utilizar productos químicos altamente peligrosos. El programa con M.E. RENOVAR requiere aplicaciones frecuentes en dosificaciones prescritas para mantener constantes las colonias de microorganismos benéficos que se pierden por diversas causas.
Las grasas y aceites derivados de plantas y animales son componentes insolubles en agua y están constituidos por ácidos grasos esterificados. Su degradación a través de microorganismos ocurre en tres distintas fases:
• Emulsificación• Transporte al interior de la célula• Biodegradación
Productos Biológicos
El principio de los sistemas biológicos de tratamiento es remover la materia orgánica disuelta y recuperar sus características naturales. Esta actividad es realizada mediante el metabolismo natural de microorganismos quienes utilizan la materia orgánica como fuente de alimento.
La biotecnología ha encontrado en la naturaleza microor­ganismos altamente eficientes en la degradación de compuestos contaminantes que han sido aislados en laboratorio y por medio del proceso de fermentación son producidas a gran escala para así tenerlos disponibles donde son reque­ridos (plantas de tratamiento de aguas, trampas de grasa, fosas sépticas, líneas de drenaje, etc.), incrementando así la densidad de las poblaciones ade­cuadas ( bioaumentación ), lo que se traduce en sistemas de tratamiento eficientes al mejor costo beneficio, debido a que aumentamos las colonias de bacterias benéficas encargadas de degradar materia orgánica.
Los microorganismos en las formulaciones de M.E. RENOVAR producen enzimas que hacen a las grasas y la materia organica accesibles para su degradación. Estas enzimas son expulsadas por la célula al ambiente, o bien, se encuentran adheridos a la superficie de la célula para emulsificar las grasas y la materia orgánica de los posos (encapsularlas o atraparlas). Ya emulsificadas, son transportadas al interior de la célula en donde son finalmente degradadas. Los productos finales de la degradación son dióxido de carbono y agua, cuando el proceso de degradación se realiza en presencia de oxígeno, en cambio, cuando el proceso de degradación se realiza en ausencia de oxígeno, los productos finales serán cadenas ácidas cortas como el ácido acético y/o el ácido propiónico. El oxígeno es constantemente suministrado a la fase de la trampa de agua y pozos sépticos cuando el agua fluye al sistema.
Esto produce un ambiente donde la respiración y la fermentación pueden ocurrir. El resultado final es la conversión de la grasa/aceite y materia organica en dióxido carbono (CO 2) y agua (H 2 O).
Los microorganismos en M.E. RENOVAR aseguran una mejor descomposición y por tanto una menor producción de vapores. Con el uso de M.E. RENOVAR el ambiente interno de los pozos sépticos y trampas de grasa se mejora en muy corto tiempo.
La bacteria se alimenta y nutre para su crecimiento y reproducción con desperdicios orgánicos, es importante anotar que la causa del problema es la fuente de alimento de las bacterias .
En microorganismos, las enzimas de las lipasas (que disgregan las grasas) se encuentran presentes para la digestión de grasas.

Con este producto se reducen significativamente los costos de mantenimiento y más importante aun es que es un producto 100% natural y efectivo.

Beneficios
• Reduce la acumulación de sólidos acumulados en las trampas de grasa
Y pozos sépticos.
• Elimina los malos olores.• Realiza un pretratamiento al agua residual.


Dosificación.

1 litro por metro cubico. En casos extremos aumentar la dosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada